Condiciones de VidaCovid19Derechos HumanosIntensidad de la EHCSeguridad

Migrante venezolana falleció intentando llegar a Chile a través de Bolivia

TalCual | 3 de noviembre de 2020

El alcalde de la ciudad de Colchane pidió a la Cancillería de Chile coordinar políticas migratorias con Perú y Bolivia para evitar más incidentes


Una mujer de de 45 años y nacionalidad venezolana, identificada como Yucely Coromoto Ynestroza Ramírez, falleció tras cruzar de forma ilegal la frontera entre Bolivia y Chile, presuntamente por hipotermia mientras transitaba con un grupo de migrantes venezolanos.

Al parecer, Ynestroza Ramírez había salido de Maracaibo, estado Zulia, para llegar al país austral con el fin de reunirse con sus hijos. Mientras caminaba hacia la frontera en un paso no habilitado durante la noche del domingo 1° de noviembre, Ynestroza Ramírez manifestaba a sus compañeros de viaje que se sentía mal, cuando se desmayó y falleció.

El mayor Mauricio Palma, de la 3° Comisaría de Pozo Almonte, explicó que Ynestroza Ramírez viajaba con su hermana y que fue ella quien dio aviso de lo que ocurría.

Esta mujer venezolana da aviso que un familiar de ella se había desmayado en el lugar de Pisiga Carpa Vieja, distante a 200 metros aproximadamente desde el lugar donde ellos están intentando, la gran cantidad de venezolanos, pasar por pasos no habilitados. Ella mencionaba que se había desmayado producto de la caminata que habían tenido y por el frío que hacía a esa hora», dijo el oficial.

Por su parte, el alcalde de Colchane, Javier García, lamentó el fallecimiento de la mujer «que pretendió cruzar la frontera cargada de sueños y esperanzas. Este es el resultado de la falta de atención de las políticas administrativas y también el control de ingreso de personas que pretenden llegar a Chile de manera irregular».

En ese sentido, solicitó que exista una mejor coordinación de la Cancillería de Chile con las de Perú y Bolivia para poder controlar el fenómeno migratorio actual.

El cuerpo de de la ciudadana venezolana fue trasladado al Servicio Médico Legal, donde se realizará el procedimiento médico-legal correspondiente, para determinar la causa exacta de su muerte.

«Ella vino a reunirse con sus hijos, ella tiene dos hijos, ellos viven en Santiago. La idea era vivir con ellos y esperar que, por lo menos, en Venezuela mejoren las cosas para poder regresar, pero ahorita es muy duro estar allá», sostuvo su hermana.

Según medios chilenos, es el primer deceso de una migrante ilegal en Chile en 2020 en la localidad. Además, refieren que cerca de 3.000 inmigrantes que llegaron a Chile de manera irregular residen en la zona norte del país.

Colchane se ubica en la Región de Tarapacá, junto a Bolivia, a unos 3.700 metros de altura, donde viven cerca de 1.500 personas.

Otro dato importante que hay que tener en cuenta es que en los casos donde la gente que se desplaza desde el nivel del mar, como en el caso de Zulia, de donde procede la fallecida, a lugares tan altos como Bolivia, es necesario permitir al cuerpo que se aclimate a las condiciones climatológicas en lugares altos.

Además, debe tener nutrientes para producir más glóbulos rojos que son los que transportan el oxígeno. Muchos fallecidos a pesar que les afecta el frío, su deceso puede ser provocado por la falta de oxígeno y más si no cuentan con una buena nutrición.

Más de cinco millones de personas han salido de Venezuela en busca de una mejor calidad de vida y se han establecido en varios países de la región, siendo Colombia el mayor receptor de migrantes con 1,7 millones viviendo allí.

El subsecretario del Interior de Chile, Juan Francisco Galli, informó el martes 29 de septiembre que en lo que va de 2020 han ingresado a la nación austral más de 5.147 migrantes por los pasos ilegales. De este número, alrededor de unas tres mil personas, proceden de Venezuela.

Durante una rueda de prensa, Galli detalló que de estas cifras se desprende que el 80% de detenidos en agosto de migrantes ilegales -la mayoría de ellos «ayudados» por los denominados «Coyotes» (que en Venezuela son aquellos que ayudan a los «trocheros» a cruzar)- son de nacionalidad venezolana y advirtió que en lo que va de septiembre ese porcentaje aumentó a 90%.

Agregó entonces que «aquellas personas que ingresan a Chile clandestinamente cometen un delito y van a ser objeto de un proceso de expulsión”, comentó.

Un grupo de venezolanos estuvo a punto de morir cruzando la frontera de Chile con Perú cuando le pagaron a unos coyotes 150 dólares por, supuestamente, guiarlos y acompañarlos en el viaje, pero los dejaron abandonados en la primera noche del viaje en el desierto.