Acceso HumanitarioAgencias de Naciones UnidasSanciones

ACNUDH: Las sanciones contra Venezuela agravarían el sufrimiento de su pueblo, advierte un experto de Naciones Unidas

(Ginebra, 11/08/2017) Las sanciones no son la respuesta a la crisis que se agrava en Venezuela y la comunidad internacional no debería imponerlas, afirmó el Relator Especial de las Naciones Unidas Idriss Jazairy.

“Las sanciones agravarían la situación del pueblo de Venezuela, que ya sufre los efectos de una inflación devastadora y de la escasez de alimentos y medicamentos adecuados”, dijo el Sr. Jazairy.

El experto insistió en que los esfuerzos orientados a dañar la economía sólo generarían violaciones de los derechos de los ciudadanos corrientes. “Las sanciones causan trastornos a cualquier Estado y cuando perjudican a la economía pueden tener una repercusión devastadora sobre los ciudadanos de los países en desarrollo”.

“El diálogo es la base del arreglo pacífico de los contenciosos”, señaló el Sr. Jazairy. “Los Estados deben iniciar un diálogo constructivo con el gobierno de Venezuela a fin de hallar soluciones a los problemas concretos que ahora existen”.

Su llamamiento se hace eco de los comentarios del portavoz del Secretario General de las Naciones Unidas, en el sentido de que el Secretario General “está convencido de que la crisis de Venezuela no puede solucionarse mediante la imposición de medidas unilaterales, sino que requiere una solución política basada en el diálogo y la avenencia”.

El experto señaló que la Declaración de las Naciones Unidas sobre los principios de Derecho Internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación entre los Estados, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, exhorta a los Estados a que resuelvan sus diferencias mediante el diálogo y las relaciones pacíficas y eviten el uso de medidas económicas, políticas o de otro tipo para obligar a otro Estado en asuntos que afecten al ejercicio de sus derechos soberanos.

“Es esencial que los Estados respeten estos principios, especialmente en tiempos difíciles”, insistió el Sr. Jazairy.

“Exhorto a todos los países a que se abstengan de aplicar sanciones, a menos que éstas sean aprobadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como estipula la Carta de las Naciones Unidas”, terminó diciendo el Relator Especial.